top of page
Snæfellsjokull1.jpg

¿Realmente puede un glaciar ser presidente?

​Según la legislación, el presidente de Islandia debe tener al menos 35 años ✓, ser un ciudadano islandés ✓, no tener antecedentes penales ✓ y tener entre 1500 y 3000 firmas de ciudadanos en los cuatro cuadrantes del país apoyando su candidatura.

Unámonos y votemos por un líder que vaya más allá de la política y le hable directamente al alma de nuestra nación. Snæfellsjökull no es solo un punto de referencia, sino también un guardián y símbolo de nuestra fuerza y resiliencia.

¿Por qué votar por un glaciar?

1. Estabilidad frente a los desafíos

Los glaciares han resistido los tiempos, erguidos siempre en medio de desafíos y tormentas. Simbolizan estabilidad y perseverancia, cualidades esenciales para lidiar con las complejidades que conlleva gobernar en la era moderna.

2. Defensa del medio ambiente

Con el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y los incendios de Reykjanes desestabilizando nuestra vida diaria, ¿Quién mejor para liderar la iniciativa medioambiental que un glaciar? Snæfellsjökull es un referente para la sostenibilidad, la resiliencia y es también un ícono cultural que nos urge a proteger la belleza natural de Islandia para el porvenir.

3. Reconocimiento global

La nominación de un glaciar a la presidencia pondrá a Islandia en un foco mediático único y positivo. Nuestra nación será pionera en adoptar un liderazgo inspirado en la naturaleza, fomentando la colaboración internacional por un planeta más verde y sostenible.

4. Símbolo cultural

Los glaciares son una parte integral de nuestro patrimonio cultural. Votar por Snæfellsjökull es celebrar nuestras raíces, conectar con la tierra bajo nuestros pies y recordar la importancia de preservar nuestra identidad.

5. Un liderazgo inclusivo

Tener un glaciar como presidente representa inclusión, ya que los glaciares están formados por diferentes elementos. Esto simboliza la fuerza que deviene de la unión, la diversidad y la colaboración.

¡Vota por Snæfellsjökul!l ¡Nuestro glaciar guardián!


Forjemos juntos el camino a un mejor futuro con Snæfellsjökull como nuestro presidente visionario. Es hora de actuar y elegir un presidente cuya sabiduría se alinee con nuestra independencia y sostenibilidad. ¡Snæfellsjökull presidente!

bottom of page